Y para estas fechas…


 
 

…llega el momento de entregar los certificados que acreditan todo lo que hemos estudiado, compartido, orado, cantado y rumiado alrededor de la Palabra de Dios. ¡Gracias a todas las personas que lo han hecho posible!